03. En pocas palabras. Antología del microcuento liberteño






OBRA: En pocas palabras. Antología del microcuento liberteño.
AUTOR: Introducción, selección y notas de Rony Vásquez Guevara
GÉNERO: Narrativa breve (Microtextos)
DIMENSIONES: 11 x 17 cm.
PÁGINAS: 28
DEPÓSITO LEGAL BNP: N° 2012-11999

 
 
 
 
 
 
 
 
SOBRE EL AUTOR
Rony Vásquez Guevara (Lima, 1987). Cursó estudios de Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM-Perú). Ha publicado minificciones y artículos en diversas revistas. Fue seleccionado por el Diario El Liberal (Santiago del Estero-Argentina) para la colección de escritores latinoamericanos. Ha publicado en 'Los comprimidos memorables del siglo XXI. Antología de minicuento y Ficción mínima' (www.ficcionminima.com). Ponente en temas de minificción en diversos congresos nacionales e internacionales. Director de la revista Plesiosaurio. Primera revista de ficción breve peruana. Integrante del Comité Editorial de la Internacional Microcuentista (www.revistamicrorrelatos.blogspot.com). Jurado del I Concurso Nacional de Microcuento “Solo 4 – 2011” (Perú) y de Concurso mensual Nº 141 La Marina – Junio 2011 (www.ficticia.com). Asimismo, dirige un taller virtual de microrrelatos desde enero de 2011. Miembro de la Asociación Literaria Dr. David Lagmanovich (Argentina) y Miembro Honorario del Grupo Literario Micrópolis (Perú). Organizó la Primera Jornada Peruana de Minificción (2011) y la Segunda Jornada Peruana de Minificción (2012). Presidió el coloquio Internacional de Minificción "Homenaje a Dr. David Lagmanovich"(2012). Publicó 'Cuadernillo de pulgas. Colección personal' (Lima, Editorial Micrópolis, 2011), 'Cuaderno de pulgas' (Lima, Pohemia Lux, 2011), 'Circo de pulgas. Minificción peruana. Estudio y antología' (1900-2011) (Lima, Editorial Micrópolis, 2012) y 'En pocas palabras. Antología del microcuento liberteño' (La Libertad, Ediciones OREM, 2012). Fundador y Editor de Editorial Micrópolis.
 

 

UNA PEQUEÑA TAJADA
A continuación disfrutarás de un fragmento de la obra. Apreciamos tus comentarios.

 

BREVE INTRODUCCIÓN AL UNIVERSO DE LAS BREVEDADES
PARA UN LECTOR CONSPICUO
Por Rony Vásquez Guevara

 
Cuando el lector más conspicuo se enfrenta a un texto brevísimo solía preguntarse ¿esto es literatura? ¿Acaso un chiste o una frase puede ser literatura? No podríamos imaginarnos si un lector así se enfrentara a la tediosa y vertiginosa lectura de “El dinosaurio” de Augusto Monterroso. Probablemente pensaría que se le estaría “tomando el pelo”, aunque su calvicie sea supremamente notoria. Sin duda alguna, en un primer momento, estos textos brevísimos fueron denominados textículos, cuentos brevísimos, cuentos en miniatura, cuentos poe, cuentos diminutos, y demás nombramientos que en su momento no prestaban la atención debida a esta modalidad discursiva. Al parecer, nuestros lectores conspicuos sin cabellos, no sabían qué hacer o cómo leerlos cuando se enfrentaban a la lectura de microrrelatos.
       Afortunadamente, desde las pioneras investigaciones de Dolores Koch, David Lagmanovich, Juan Armando Epple, y los más actuales estudios de Violeta Rojo, Nana Rodríguez, Lauro Zavala, Javier Perucho, Iréne Andres-Suárez, Francisca Noguerol, Fernando Valls, entre otros de ambos lados del Atlántico, demuestran que la minificción es el género de nuestros tiempos, por su brevedad, economía de tiempo y su fugacidad —muy acordes con el ritmo de vida de nuestros días. Ellos son los lectores conspicuos con cabellos nos han permitido abordar la lectura de esta nueva modalidad narrativacon.
       No obstante, no existe acuerdo entre los estudiosos pues algunos lo denominan minicuento, otros microrrelatos, y nosotros minificciones. Pero minicuento, microrrelato y minificción ¿son diferentes significantes para un mismo significado? ¿Son lo mismo? Entendemos, siguiendo a Lauro Zavala, que los minicuentos son textos narrativos de estructura tradicional o clásica cuyo desarrollo se presenta en tres momentos: inicio, nudo y desenlace; los microrrelatos, por el contrario, presentan una estructura moderna, es decir, pretende subvertir la estructura clásica de los textos narrativos, con lo cual puede prescindir de algún elemento estructural. Finalmente, en la minificción se observa la fusión de estos elementos estructurales y la hibridación genérica de los mismos; así, podemos leer algunos ensayos brevísimos, aforismos, dichos o demás brevedades como minificciones, siempre que —después de realizar un test de ponderación de narratividad— los textos cumplan con los requisitos de brevedad, concisión y ficcionalidad.
 
 
 
A continuación, presentamos algunos breves apuntes que ayuden al crecimiento del cabello de nuestros lectores más conspicuos*:
1.- El microrrelato es un texto narrativo extremadamente brevísimo.
2.- El proceso de desarrollo del microrrelato peruano fue y es paralelo al desarrollo de esta modalidad discursiva en la narrativa latinoamericana.
3.- Nuestros más grandes narradores y poetas cayeron en la tentación de escribir microrrelatos, aunque sin tener conciencia de ello.
4.- César Vallejo en su libro póstumo Contra el secreto profesional (1973) tiene algunos microrrelatos que presentan características actuales de esta modalidad narrativa: test de narratividad, brevedad, concisión y ficcionalidad.
5.- Los descendientes de Vallejo, liberteños por naturaleza y miniaturistas por tradición, cultivan el microrrelato con muy buena pluma y con el cuidado minucioso de un alfarero de la palabra.
 
***
 
Las narraciones que integran esta antología provienen de escritores nacidos en el Departamento de La Libertad (Perú). Los narradores liberteños de esta modalidad discursiva dan prueba de que el microrrelato goza de un buen estado en la narrativa peruana. En sus textos podremos observar diversas temáticas que han sido cinceladas y talladas, palabra por palabra, para lograr la mejor expresión literaria.
       Finalmente, debemos agradecer a cada uno de los escritores antologados por permitirnos acceder a su obra y —especialmente— a Oscar Ramirez, editor de Ediciones OREM, por encomendarnos con tanta insistencia esta antología, pues sin su constante labor por la literatura peruana actual sería imposible que la minificción siga trascendiendo en nuestra narrativa.
 
* El lector conspicuo sin cabello son quienes no prestaron la atención debida a la minificción como literatura seria.