Letras mayores


Meditaciones de un oso caminante, de Juan Paredes Carbonell

Con un lenguaje sencillo, cotidiano y sumamente directo, Paredes Carbonell nos ofrece un mensaje poético que toma distancia de las anteriores formas de sus primeros libros de poemas. No es únicamente el resultado de una búsqueda: es la confirmación de su modo de ver y sentir el mundo y la vida misma más allá de los simples formalismos. (Andrés Aguirre Lynch)


Confesiones de la tribu, de Luis Eduardo García

Desarrollado con una ternura y una densidad de sentimientos, también una hondura de reflexiones, que busca ex-presar (es decir, sacar afuera) la intimidad de cada integrante de la tribu, en este poemario lo notable es que la intimidad de cada personaje no la confiesen directamente los tribales, sino que el poeta la sabe extraer de cada uno, como si se la dictaran sin palabras, en carne viva, con cada minuto de su vida o de su muerte. (Ricardo González Vigil)


Volumen de vida, de Bethoven Medina

En la poesía de Medina hay una tesis o propuesta que pretende remediar la etapa crítica de la desarmonía, del caos social y ambiental en que estamos viviendo. Desea volver a restaurar el equilibrio y la armonía que nunca deben perderse entre el hombre y la naturaleza, traspasa la sensibilidad humana e incluye el conocimiento esotérico como un elemento constante en su poética, siguiendo el sendero de Serge Raynaud de la Ferriere, quien nos orienta que el esoterismo es el estudio profundo del Saber y de las cosas. (Hugo González Aguilar)


La poesía ágil, honda y donosa de Alberto Alarcón es heredera directa del Alberti andaluz, mediterráneo y popular. Y no por su gracia de buena ley deja de ser aserto trascendental de la condición humana asumida con recóndita belleza y valor auténticamente varonil. La poesía de Alarcón es una inconfundible voz en la riquísima gama de la poesía nacional de raigambre netamente hispánica y no como en otros altísimos y distinguidos poetas ocurre, trasvasadores de acentos sajones, latinos, gálicos o germánicos. (Francisco Bendezú)