Narrativa


Golpes o gritos y otros silencios, de Lester Rodríguez Lázaro

En este libro, los cuentos tienen diferentes temáticas y situaciones, desde personajes que se ocultan en la locura y juegan con ella, hasta algunos que nos generan la crítica sobre la violencia infantil, así como la juventud, el amor, la venganza o la desesperación de no saber qué sucede en una que otra historia. Un libro lleno de momentos que nos harán reflexionar y al mismo tiempo lograrán entretener.


533, de Jorge Torres

Con un lenguaje fresco y atrayente, sin arquetipos literarios ni barrocas pretensiones, pero sí con historias marcadas por un claro conflicto existencial en sus personajes, este libro nos sumerge, a lo largo de nueve cuentos, en un enfrentamiento donde la razón pierde el sentido más claro, para caer bajo el inusual golpe de lo bien llamado ilógico, donde no sabremos en qué momento lo que se cuenta puede parecer imposible y cuando no.


Braulio, de Oscar Ramirez

En este libro se han recopilado historias llenas de vida, anécdotas de la infancia, de viajes a pueblos donde poco a poco vamos creciendo, las primeras experiencias del amor y la nostalgia, así como algunos cuentos muy peculiares donde las situaciones fantásticas aparecen, y pequeños textos que llevan al lector a las imágenes de una realidad que a todos nos puede ocurrir. Un conjunto de lecturas que nos llevarán por diversos caminos y realidades.


El valle y otras historias fantásticas, de Yelinna Pulliti

Este libro consta de siete cuentos donde lo fantástico, el asombro, lo oscuro y tenebroso se mezclan creando atmósferas muy extrañas. Cargadas con un toque muy bueno de ciencia ficción, donde la ciencia es un pretexto para que algunos personajes se crean dueños del mundo, nos harán reflexionar sobre cuán buenos podemos llegar a ser. Una mirada crítica a la sociedad tan mecanizada en la cual existimos


Jeremiadas, de César Olivares

Este libro es una perfecta muestra de cómo la literatura puede salvar a un diario de su condición de efímero. César Olivares reúne aquí un puñado de textos breves, concisos, donde los temas varían desde los primero roces con el amor, las reflexiones sobre qué es la literatura, el cómo utilizamos nuestro lenguaje, los amigos y sus particularidades, así como la crítica a una sociedad que día a día se muestra más automatizada. Con un lenguaje sencillo y ameno, Jeremiadas es una buena muestra de que el periodismo tiene virtudes literarias


Lo que yo barman oí (antología esencial), de William Guillén Padilla

El microcuento tiene muy buenos representantes, y en el Perú, William Guillén Padilla es uno de los mejores. Esta selección nos muestra que en pocas líneas, en cuentos de una o dos páginas, se crean historias completas, con personajes tan peculiares como extraños, parecidos a muchos de nosotros y al mismo tiempo dispares. Situaciones insólitas, llenas de hechos que tal vez no podamos explicar, pero que nos sumergen en aquella virtud de la literatura que es sorprendernos.




Ven ten mi muerte - I. Una balada, de Gonzalo Del Rosario

Como en una película de terror, zombies y héroes se conjugan en este libro con verdaderos toques de amor y desesperación, en los cuales el humor negro, que caracteriza la pluma del autor, junto a nutridos toques de erotismo, nos conducen a una lectura voraz. Como primera entrega del conjunto denominado Ven ten mi muerte, ‘Una balada’ nos demuestra que el género fantástico viene recolectando buenos seguidores.




Microacertijos literarios, de Ricardo Calderón Inca

Como en un juego, un acertijo o adivinanza, los textos de este libro se van descubriendo de a pocos a medida que vamos leyendo, imaginando una respuesta que nos asombrará y cautivará. Diversas situaciones, que en pocas líneas nos dibujan una pregunta infinita que habremos de responder solo si inventamos en el aire la respuesta.



Cenaremos en Madrid y otros cuentos, de Gerson Ramírez

En este libro merodean temas de todo tipo: los de la adolescencia en el descubrimiento del amor, la gracia, las perversiones en todas las edades, los morbos de la palomillada, la idiosincrasia del púber cretino y machista, y otros motivos como los del típico bachiller que se inicia con temor y aparente displicencia en sus primeras clases; luego merodean temas realistas, absurdos, de horror y canalladas nacidas de los desencuentros y pugnas del amor versus el rencor y los celos. Una combinación muy buena donde el lector quedará fascinado.



Alteraciones, de Ricardo Calderón Inca

En su segundo libro de microcuentos, este autor mejora en gran medida, dibujándonos ahora diversas historias. Apostando por la brevedad extrema, pero sin entrar en polémicas abiertas ni pretender escribir el microrrelato más breve de la historia, sino dando al texto la medida justa que su narrativa requiere, Alteraciones es un libro lleno de sorpresas, en las cuales unas líneas, un párrafo o una página tendrán más que decir que una novela entera.



La esfera verde, de Alejandro Li Hon

Un hombre que despierta una mañana acompañado por una mujer que es su otro yo, una gata que decide hablar para evitar un incidente, la locura como personaje, los amigos que se encuentran y se muestran desconocidos, entre otras, son las historias que se presentan a lo largo de las páginas de este libro. Con un lenguaje que ronda lo filosófico y coloquial, cargadas las tramas con buenas reflexiones sobre el ser humano y su realidad, La esfera verde nos envolverá en su lectura de principio a fin.


El Gringo, de Juan Carlos Díaz Espinoza

Este libro nos narra la historia de un colegial que, al entrar a un nuevo año de estudios, descubre poco a poco su madurez de la mano de un personaje peculiar al que todos llaman “El Gringo”. Las anécdotas que se descubren son las de todo estudiante: amor, palomilladas, las primeras peleas, etc., pero enmarcadas dentro del ámbito de la violencia que actualmente vivimos y que sirve de marco para desarrollar una crítica a la sociedad que se ha acostumbrado a ello.